BLOG

NOVIEMBRE 25 ,2019   · Genealogía

Turismo Genealógico: el viaje en busca de mi tatarabuela Adelaida.

Cada vez está más de moda este término de "turismo genealógico" que un buen día me vino a la cabeza, pero que ya había sido acuñado y ampliamente utilizado con anterioridad. A simple vista, puede parecer demasiado evidente, y, así es de verdad: viajar a aquellos lugares en los que nacieron y/o vivieron tus antepasados con el ánimo de investigar sobre sus vidas y, de paso, visitar monumentos, calles, y como no, comer en los restaurantes más populares del lugar. Pero esto, al menos para mi, es mucho más. Llega un momento en el que el conocimiento que se llega a alcanzar de tus antepasados, es bastante amplio y profundo, tanto que, no resulta extraño, soñar con ellos, llegando incluso en ocasiones, a interactuar directamente. En este punto, rara vez no nace el deseo de recorrer las calles que un día transitaron ellos, encontrar todavía en pie la casa en la que nació, vivió y/o murió cualquiera de ellos, o el edificio en el que trabajó. Experiencias de todo tipo he ido acumulando en esta década de investigación, cuál de todas más emotiva y especial. Cualquier investigador de historia familiar o genealogía, se sentirá identificado conmigo, a veces, llega incluso a ser obsesivo. Se hace insuficiente recabar toda la información posible, quieres poner cara a esas personas siempre que la fotografía lo haga posible, a lo que ayuda una correcta identificación manuscrita por los propios retratados o por alguno de sus familiares, poseedores al fin y al cabo de las fotografías que han soportado el paso del tiempo para llegar hasta nosotros. Esto y más, es para mi el turismo genealógico. 

Yo empecé a hacer este tipo de turismo ya en los primeros compases de mi trabajo de investigación familiar, y ahora después de diez años, muchos han sido los viajes de turismo genealógico que he realizado. De entre todos ellos, voy a relatar uno de los más emotivos (que no el único), que es el que me llevó a Lugo en busca del nacimiento de mi tatarabuela Adelaida. Ella era natural de Lugo, pero de madre y abuelos maternos emeritenses, padre cacereño, y marido e hijos naturales también de Mérida.

¿Por qué?

Bien, según los registros del padrón de habitantes de Madrid y de Mérida, sabía que había nacido el 25 de diciembre de 1851 pero, no había ningún dato más. Me puse en contacto con las tres parroquias históricas de Lugo, Santiago A Nova, San Pedro y San Froilán; también con el Archivo Diocesano, pero para cualquier consulta en los libros sacramentales, era necesario que me desplazase a Lugo. Del mismo modo había que hacer para localizar la inscripción del Registro Civil en el Archivo Histórico Provincial.

Después de varios años esperando el momento propicio en cada periodo de vacaciones estivales, finalmente decidí ir a Lugo a investigar. Una cosa tenía bastante clara, y es que la profesión de su padre es lo que seguramente determinó que Adelaida naciera en Lugo. Pero, ¿a qué se dedicó ese hombre? Sólo conocía su nombre, Pedro Marta Fuentes y que era natural de Zarza de Montánchez, Cáceres. Nada más, ni nacimiento, ni defunción...nada.

Imagen 1. Villa de Simancas

Foto: Genearthis, 2015.

Llegó el momento de viajar a Lugo, fue a finales de julio del año 2015 y lo hice con mi madre y mi tía, los tres acompañados por Marta, que tampoco quiso perderse esta aventura genealógica. La parada destacada la hicimos para almorzar junto al castillo de Simancas, sede del Archivo General de Simancas, que ya nos ha dado alguna que otra alegría, y las que están por llegar. Ya en Lugo, Habíamos programado como primera opción la consulta de los datos de Registro Civil tomados entre 1841 y 1871 por el Ayuntamiento, custodiados actualmente en el citado Archivo Histórico Provincial. Así, íbamos sobre seguro, registro de nacidos en 1851. A los cinco minutos de habernos prestado el libro en cuestión, localizamos la inscripción. Dimos un sobresalto que llamó la atención de los técnicos del archivo... Ahí estaba, era la inscripción 681. En la cabecera, la pista clave que resolvía la duda que arrastrábamos desde hacía varios años, "Parroquia del Castrense de Lugo" es decir, militar de profesión. Seguimos leyendo... "Nacimiento de una niña llamada Adelaida Natividad Juliana [...] Padres: Don Pedro Marta natural de Zarza de Montánchez, Provincia de Cáceres..." y aquí el quid de la cuestión: "Su profesión, Subteniente de la Guardia Civil". Despejadas todas las dudas, el padre de mi tatarabuela Adelaida, Guardia Civil. La madre de Adelaida fue Carmen López, natural de Mérida.

Imagen 2. Inscripción civil de nacimiento de Adelaida Marta López. 

Fuente: Archivo Histórico Provincial de Lugo, L.386, Nacidos 1851, inscripción nº 681.

 Días después, accedí al Expediente Personal y la Hoja de Servicios de Pedro Marta Fuentes conservado en el Archivo Militar de Segovia, gracias al cual, he conocido toda la trayectoria vital y profesional de Pedro Marta. Entró en el depósito de quintos de Cáceres el 1 de febrero de 1839 donde permaneció hasta final de marzo de ese mismo año. Varios destinos y cargos tuvo Pedro Marta hasta que en agosto de 1844 fue nombrado Sargento 2º de la Guardia Civil por su creación. Formó así parte, de la primera generación de guardias civiles cuyo desfile inaugural tuvo lugar en Madrid el 1 de septiembre del mismo año 1844. 

Imagen 3. Cabecera de la hoja de servicios de Pedro Marta Fuentes

Fuente: Archivo Histórico Militar de Segovia. 1ª M 896 68.


En relación a su estancia en Lugo y al nacimiento de su hija Adelaida, su expediente revela que, efectivamente, entre abril de 1850 y junio de 1852, Pedro Marta con grado de Alférez, estuvo destinado en el entonces 5º Tercio de la Guardia Civil correspondiente a la actual comunidad atónoma de Galicia. Así consta en una noticia del periódico El Archivo Militar publicada el 25-IV-1850 en los siguientes términos: "16 de id. (abril). Nombrado alférez de la sección de caballería del quinto tercio al sargento primero del escuadrón del noveno don Pedro Marta". 

El día del hallazgo me dirigí al Archivo Diocesano de Lugo en busca de partida bautismal de Adelaida, consulté los libros de las tres parroquias existentes en aquella época pero no encontré nada. Tampoco supieron decirnos cuál era la parroquia castrense ni en el Diocesano, ni en el Provincial, ni en el Museo de la Ciudad ni tampoco en el Archivo de la Diputación. No logré averiguar esta cuestión pero, conseguí la siguiente información en la comandancia de la Guardia Civil.

El cuartel originario de la G.C. estaba en la actual Rúa do Progreso y todavía existe ese edificio aunque ahora destinado a comercio textil. En la actualidad se corresponde con los números 30 y 32 de dicha calle, que también tuvo el rótulo de Carril de las Campanas al menos hasta 1883. Paralela a esta, está la calle llamada de la Reina, lugar en el que vivían Pedro y Carmen cuando nació Adelaida. Como era costumbre y todavía hoy lo es, muchos militares vivían en el mismo cuartel de la ciudad donde prestaban servicio, o en viviendas próximas a estos junto a su mujer e hijos. El cuartel de Lugo no sería lo bastante grande y habría viviendas próximas destinadas a los miembros del cuerpo de seguridad, lo que explica que la inscripción de bautismo indique como lugar de residencia, calle de la Reina y no la del Progreso, donde se encontraba el cuartel.

A parte del nacimiento de Adelaida, sólo una noticia más hemos recogido a día de hoy que revela la estancia de Pedro Marta el Lugo. Se trata de una referencia incluida en la obra Historia, servicios notables, socorros, comentarios de la cartilla y reflexiones sobre el Cuerpo de la Guardia Civil; consultable en la base de datos de la Biblioteca Digital Hispánica de la Biblioteca Nacional, escrita por José Díaz Valderrama y editada en Madrid por la Imprenta de J.M. Ducaral en 1858. La noticia relata que en la tarde de un día 18 -posiblemente de septiembre de 1851- "se hundió en Lugo el segundo piso de una casa que se estaba construyendo; y tan pronto como lo supo el Alférez D. Pedro Marta, se dirigió al instante con la fuerza de su mando y consiguió sacar de entre los escombros los dos maestros de la obra, mortalmente heridos y un peón de albañil lleno de contusiones, a quienes prestaron los primeros auxilios".

Imagen 4. Edificio del antiguo cuartel de la Guardia Civil de Lugo. 

Foto: Genearthis, 2015.

 A lo largo de su carrera, Pedro Marta acumuló algo más de 5 años de carrera militar y más de 22 como Guardia Civil, cuerpo en el que llegó a Capitán grado que matuvo desde 1854 hasta su muerte en 1867. Entre octubre de 1841 y julio de 1843 permaneció en Francia donde había emigrado por causas políticas. Más adelante, en enero de 1862 fue destinado a Valencia, distrito en el que permaneció hasta julio de 1864. Pedro Marta falleció en la casa-cuartel de la Guardia Civil de Barcelona situado en el paseo de Rambla nº 2, piso 3º el día 28 de febrero de 1867. Fue inhumado en el Cementerio General o de Poblenou en un lugar indeterminado en tierra firme. En 1864 recibió la Cruz de la Real y Militar orden de San Hermenegildo en virtud de sus méritos de guerra y servicios como revela un expediente conservado en el Archivo General de la Administración (A.G.A.) de Alcalá de Henares.

Imagen de la cabecera, fuente: todocolección

Genealogía - Turismo Genealógico: el viaje en busca de mi tatarabuela Adelaida.


COMPARTIR ESTA PUBLICACIÓN:

Esta web hace uso de Cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Para obtener más información Más información X ACEPTAR