BLOG

SEPTIEMBRE 23 ,2019   · Genealogía

LA HISTORIA TRAS LA FOTOGRAFÍA MÁS ANTIGUA DE MIS ANTEPASADOS

Esta es la fotografía más antigua que he conseguido de mis antepasados. La he datado en torno al año 1871. Varias cuestiones son las que me han ayudado a hacerlo. 

Primera: En el reverso de la fotografía está impreso el sello del estudio fotográfico donde fue realizada, es el de Ángel Garrorena. Efectivamente este hombre perteneció a una saga de importantes fotógrafos a lo largo de la segunda mitad del siglo XIX y principios del XX. Además de abrir estudios en Zaragoza, Barcelona, Valencia y Madrid se alojaron también en Badajoz. 

Segunda: La fotografía llegó a mis manos a través de una prima segunda mía con la que comparto un bisabuelo (Luis Solís Marta), nacido en Mérida (Badajoz). Desde él y hasta mi prima, la fotografía fue heredándose generación tras generación. 

Tercera: Mi bisabuelo nació en Mérida en 1869 según consta en su certificado de nacimiento, y allí viviría con sus padres y hermanos hasta pasado el verano de 1889. Pocos meses después de morir Vicente Solís Gallego (padre de Luis) en abril de ese año, su viuda e hijos (incluido Luis) se trasladan a Madrid.

Cuarta: Con las informaciones anteriores era necesario cruzar los datos y encontrar las posibles conexiones entre Mérida-Badajoz-Garrorena-Luis Solís Marta. 

Atando cabos... 

Sobre los FOTÓGRAFOS

La saga de fotógrafos Garrorena se inicia con el zaragozano Ángel Garrorena Bernabé (1829-1902). Según se desprende de la obra Directorio de Fotógrafos en España 1851 - 1936 publicada por el Archivo de la Diputación de Valencia, abrió estudios fotográficos en varias ciudades antes de establecerse en Badajoz a finales de la década de 1860 con establecimientos en las calles de los Padres nº 26, Mesones nº 37, Gobernador nº 30 y San Juan nº 4. Le siguieron sus hijos Agustín y Fernando Garrorena Muría, el primero establecido en Madrid entre 1885 y 1900 y el segundo en Badajoz entre 1893 y 1900.

Por otro lado, tengo constancia directa por personal del Archivo Histórico de Mérida que el primer fotógrafo documentado con establecimiento fotográfico en la ciudad fue a finales de la década de 1870. Esto indica que para los vecinos de Mérida era necesario trasladarse a la entonces capital extremeña si querían fotografiarse.

La CONEXIÓN MÉRIDA-BADAJOZ:

Además, se hizo posible viajar en tren entre Mérida y Badajoz, pues desde el 20 de octubre de 1864 quedó inaugurado el tramo entre ambas localidades por la línea de Ciudad Real a Badajoz, concesión en poder de la compañía ferroviaria M.Z.A. (Madrid-Zaragoza-Alicante).  El trayecto tenía una longitud de 80 kms y 536 metros que se completaba aproximadamente en 2 horas y el precio del billete era de unos 40 rs.

PERSONAS FOTOGRAFIADAS

Como puede verse, los retratados son un niño de no más de tres años y una mujer de la que resulta difícil asegurar su edad. He enseñado esta imagen a varios especialistas en vestimenta y peinados históricos y me confirman que la fotografía puede ser con toda seguridad de los primeros años de la década de los 70. 

PRIMERAS CONCLUSIONES

Que la fotografía es de mis antepasados parece incuestionable por su procedencia y recorrido hasta llegar a mi, (y por alguna otra cuestión más compleja que ya contaré llegado el momento). La búsqueda que he realizado sobre los Garrorena no deja lugar a dudas que la ciudad donde fue tomada esta fotografía es Badajoz y siempre después de finales de la década de 1860. Si doy por supuesto que el niño es mi bisabuelo Luis, coincide con las fechas que barajamos ya que él nació en 1869. En tal caso, la mujer sería su madre (mi tatarabuela Adelaida Marta López) y de ser así, en el momento de tomarse esta fotografía debería tener en torno a los 20 años pues nació en 1851.

Otra cosa es imaginarse a mis tatarabuelos viajando a Badajoz para fotografiarse. Imaginamos que en aquellos años no todo mundo tendría acceso a comprar un billete de tren, o sí, pero resultaría un gran esfuerzo económico. No osbtante, sin afirmar que mis antepasados de Mérida fueran una familia pudiente, creo que sí podrían coestearselo y además pagarse una fotografía. 

Cabe añadir un par de cosas: primero que, en torno a 1870 Badajoz era capital de Extremadura y no Mérida como lo es en la actualidad. Otro ingrediente importante es la profesión de mi tatarabuelo Vicente Solís. Él era barbero-sangrador y ejercía en la Casa de Dementes y en el Hospital de San Juan de Dios, ambas instituciones situadas en Mérida y, las instituciones benéficas dependían por lo general de las diputaciones provinciales. Así pues, es fácil pensar que en determinados momentos Vicente tuviera que desplazarse a Badajoz para realizar alguna gestión burocrática relacionada con su ejercicio profesional (como ya he podido documentar en otros momentos). 

CONCLUSIÓN FINAL

A falta de alguna anotación en la propia fotografía o algún dato que fuera del todo evidente, no puedo asegurar al 100% que estas dos personas fotografiadas sean mi bisabuelo Luis y mi tatarabuela Adelaida. Sin embargo, por las reflexiones anteriores en torno a los fotógrafos, las ciudades y la profesión de mi tatarabuelo, resulta bastante verosímil que sí fueran ellos más o menos en el año 1871.

 

Fuente: Archivo privado Genearthis

 

Genealogía - LA HISTORIA TRAS LA FOTOGRAFÍA MÁS ANTIGUA DE MIS ANTEPASADOS


COMPARTIR ESTA PUBLICACIÓN:

Esta web hace uso de Cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Para obtener más información Más información X ACEPTAR