BLOG

SEPTIEMBRE 17 ,2019   · Genealogía

INTRODUCCIÓN A LA GENEALOGÍA II

La línea de antepasados que con mayor profundidad he investigado es la de mi abuelo materno, la del apellido Solís. Por ella, he conseguido remontarme hasta finales del siglo XVI a una pequeña población rural de la provincia de Badajoz llamada Carmonita. Con la ayuda exclusiva de los libros sacramentales de la iglesia parroquial de Carmonita, he podido poner nombre y apellidos a mis antepasados desde 1804 hasta finales del siglo XVI, momento en el que dieron comienzo las inscripciones parroquiales. En concreto, la partida bautismal más antigua que he consultado es de 1582, aunque por lo deteriorada que se encuentra y la complejidad de la letra, no he podido confirmar si se trata de un antepasado directo o no. En tal caso, la primera que puedo asegurar que sí se trata de un antepasado directo es una de 1623.

Para conocer un poco la historia de Carmonita es imprescindible la reseña de la web del profesor Esteban Mira

El estado, alcance y dimensión de mi investigación ha desbordado con creces el planteamiento inicial, si es que puedo decir que lo tenía. Partiendo de mi abuelo materno y pasando por su padre, su abuelo, su bisabuelo y así sucesivamente, he ido ascendiendo de forma vertical hasta mis antepasados del siglo XVII. Al llegar a las primeras inscripciones parroquiales (finales del siglo XVI-principios del XVII) resulta muy complicado continuar ascendiendo, por lo que decidí completar mi árbol genealógico transversalmente. En esta fase busqué hermanos y hermanas, sus respectivos matrimonios y descendencia. 

Suele ser habitual encontrarse en la red árboles genealógicos de cientos o incluso miles de personas, dando la impresión de que cuanto más lejos se llega y más personas se encuentran, mejor resultado tiene una investigación genealógica. No comparto esta cuestión. ¿Cuál es mi caso? He encontrado alrededor de 250 personas sólo por mi línea materna. No son muchas personas en comparación a esos otros estudios, sin embargo, con ese sentido transversal que mencionaba y profundizando en la vida de cada persona, he construído biografías muy completas de mis antepasados, alcanzando en algunos casos las 30 páginas. 

Una vez rebasada la frontera entre los siglos XIX y XVIII (hacia atrás) es más complicado (aunque no imposible) conocer datos y noticias de personas para construir su biografía. Por todo ello, mis biografías más extensas son de personas del siglo XIX aunque en casos puntuales he podido escribir alguna del siglo XVIII. 

1804-1936

Estas son las fechas extremas que incluyen el nacimiento y la muerte de mis principales antepasados del siglo XIX. Empezando por mi bisabuelo Luis y llegando al padre de mi tatarabuelo Vicente.

(bisabuelo): Luis Solís Marta (Mérida, BADAJOZ, 28 julio 1869 - Valencia, 16 agosto 1936).

(tatarabuelo): Vicente Solís Gallego (Mérida, BADAJOZ, 28 julio 1825 - Mérida, BADAJOZ, 9 abril 1889).

(tras-tatarabuelo): Martín Solís Puerto (Carmonita, BADAJOZ, 19 septiembre 1804 - Mérida, BADAJOZ, 5 octubre 1854)

Durante estas tres generaciones se desarrollan historias que me han hecho aprender muchas cosas, conocer muchas personas, visitar muchos lugares, tener experiencias sorprendentes y, algo que nunca hubiera imaginado, la extraña sensación de haber conocido a mis antepasados de la misma forma que puedo conocer a mi familia de hoy. Ellos, sus familias, las personas que formaban parte de sus vidas y el contexto histórico, político y social en el que vivieron, van a ser los protagonistas de muchas de las historias de Mi Genealogía. 

 

Fotografía de cabecera: Víctor M. Cantero

 

Víctor M. Cantero

Genealogía - INTRODUCCIÓN A LA GENEALOGÍA II


COMPARTIR ESTA PUBLICACIÓN:

Esta web hace uso de Cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Para obtener más información Más información X ACEPTAR