BLOG

SEPTIEMBRE 18 ,2019   · Arquitectura y Urbanismo

Teorización del Neoclasicismo en arquitectura. Primera Parte

¿Son tan antagónicos el Romanticismo y el Neoclasicismo desde el punto de vista arquitectónico? O dicho de otro modo, ¿es tan fría y severa la arquitectura Neoclásica frente a la arquitectura ecléctica o historicista?

A lo largo del XIX se producen de forma simutánea, el fin del Neoclasicismo, la aparición y/o consolidación de los "revivals" medievales y el historicismo-ecléctico o eclecticismo-historicista que es una amalgama de todos los estilos del pasado. 

Dos corrientes de pensamiento del XVII penetraron en el siglo XVIII:

1: el racionalismo cartesiano, privilegia la Razón con independencia de la Experiencia y afirma que no es necesaria la sensibilidad para el conocimiento de la realidad, otorgándole un carácter especulativo. 

2: justo al extremo, estaban los empiristas, para quienes no había conocimiento sin experiencia.

El racionalismo del siglo XVII justificaba el clasicismo-absolutista pero empezó a dudar de sí mismo y, junto a la influencia de los empiristas, se rompió. Sin embargo, para los racionalistas del siglo de la Ilustración, la Razón tiene un carácter eminentemente práctico. Por ejemplo, Winckelmann decía sobre la belleza que, "se capta por los sentidos, pero se conoce y comprende merced al entendimiento". Tenemos pues, los dos pilares básicos sobre los que se asienta el Neoclasicismo y buena parte de los historicismos del Romanticismo: Razón y Experiencia y que iban a dejar su huella en la práctica estética de la segunda mitad del XVIII y prácticamente de todo el XIX. 

De una y otra, iban a surgir toda una serie de interpretaciones sobre la Antigüedad, pero no como se hiciera en el Quattrocento, sino que ahora la revisión del clasicismo iba a tener una fuerte connotación arqueológica. Surge una clara reacción frente a los excesos del Barroco y el Rococó cuya pretensión es una mayor sencillez compositiva y adecuación funcional. Surge en Italia, Francia y Alemania una generación de teóricos rigoristas y racionalistas nacidos en torno a 1720 que, con la publicación de sus tratados quieren dar a conocer las nuevas proporciones que debían tener los edificios y establecer reglas para ello. 

La Arquitectura de la Grecia arcaica descubierta en Paestum, sacó a la luz el rotundo y pesado orden dórico, austero, sin basa, monumental como Delfín Rodríguez dijo: "testimonio de la Naturaleza hecho Historia". Por la Naturaleza se mostró preocupado el abate Laugier, empeñado en encontrar en ella, el origen mismo de la Arquitectura, llegando a identificarla con la "cabaña primitiva de madera"... llegando a surgir una exaltación de la columna exenta como elemento portante lo que algunos han llamado estilofilia. Otros como Carlo Lodoli y su discípulo Franceso Algarotti buscando la racionalidad, se basaban en la Funcionalidad dictada por los materiales, el uso que iba a recibir el edificio y por último, las leyes de la estática fisico-matemáticas. Compartían esta racionalidad pero en clave más Historicista el ya citado Winckelmann y Piranesi. El primero reconocía el verdadero valor en la arquitectura griega clásica, la única capaz de permitir alcanzar la "renovatio" estética y moral en su tiempo. Piranesi, por su parte, centraba su interés en las ruinas romanas y el orden toscano, por lo que rechazaba sin dudar el orden dórico de Paestum. Sus grabados de arquitecturas monumentales arruinadas cubiertas de maleza, ejercieron notable influencia por toda Europa. Las Ruinas, adquirían ahora sentido por sí mismas, viendo en ellas la degradación sufrida por el paso del tiempo. Esto llegaba a provocar una valoración Pintoresca de las mismas. Se dice que incluso podía alcanzarse excitación sentimental a través de su contemplación. Llegaba así a establecerse una relación entre el ser humano, la Ruina y la Naturaleza. Sin duda, esta Subjetividad del observador abriría las puertas al Romanticismo del que décadas más tarde el poeta y crítico francés Charles Baudelaire diría: "no se sitúa exactamente ni en la elección del tema ni en la total sinceridad, sino en una manera de sentir". ¿Hay algo más romántico que esto? Cierto que Baudelaire dijo esto en pleno XIX, pero se refería a la subjetividad. La misma que sentían los ilustrados frente a las ruinas.

Tenemos pues: Razón, Experiencia, revisión Arqueológica, Naturaleza-Historia, Funcionalidad, estilofilia, Materialidad, Ruina, Pintoresco, excitación sentimental, Subjetividad... y de aquí surgirían un sinfín de propuestas formales que se dejaron ver en la Arquitectura del último tercio del siglo XVIII y gran parte del XIX. 

Continuará con la materialización de estas ideas en formas arquitectónicas. Para ver algunas de las imágenes que ilustran este texto visita este hilo de twiter

 

*Nota: Estas reflexiones están extraídas de mi Trabajo fin de Máster de Conservación de Patrimonio Arquitectónico.

Nota 2: La imagen de cabecera es un montaje con dos fotografías de edificio del Museo de Prado (extraida de su propia web) y del Palacio de Velázquez del Retiro (extraída de esta web).

 

BIBLIOGRAFÍA

BÉRCHEZ, Joaquín. Arquitectura y academicismo. Valencia: Alfons el Magnànim, 1987.

BOZAL. Valeriano. “El arte de la Ilustración”. En: RAMÍREZ, J.A. (dir.), Historia del Arte, 3 La Edad Moderna. Madrid: Alianza, 2001, p. 325-368.

CALATRAVA ESCOBAR, Juan. Arte, arquitectura y estética en el siglo XVIII. Madrid: Akal, 1987.

CHUECA GOITIA, Fernando. Varia neoclásica. Valencia: Artes Gráficas Soler S.A., 1983.

HERNANDO, Javier. Arquitectura en España, 1770-1900. Madrid: Ediciones Cátedra, 2ª Edición, 2004.

NAVASCUÉS PALACIO, Pedro. “Introducción”. En: HONOUR, Hugh, Neoclasicismo, Madrid: Xarait Libros S.A., 1982.

SAMBRICIO, Carlos. La arquitectura española de la Ilustración. Madrid: Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España, 1986.

 

Víctor M. Cantero

Arquitectura y Urbanismo - Teorización del Neoclasicismo en arquitectura. Primera Parte


COMPARTIR ESTA PUBLICACIÓN:

Esta web hace uso de Cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Para obtener más información Más información X ACEPTAR